Consecuencias para la salud por dormir en exceso

dormir en exceso

El dormir para muchos de nosotros es la cosa más maravillosa y anhelada del mundo, pero en realidad hacerlo en exceso o muy poco trae perjuicios muy agobiantes para nuestra salud.

La salud, el descanso y dormir

Siempre se ha recomendado por profesionales de la salud que al sueño le debemos dedicar de 7 a 9 horas ininterrumpidas y una vez que la persona se acuesta o se levanta debe hacerlo sin titubear.

Aunque el sueño no esté presente de la misma manera en cada uno de nosotros, somos solo nosotros quienes tenemos que educar nuestro cuerpo al descanso bajo estrictos rituales controlados para que saquemos provecho de esas valiosas horas de descanso. Un buen sueño nos garantiza muy buena salud y ánimos para empezar el día, pero no debemos confundir esto con el dormir de más ya que eso inclusive implica restarnos ánimos de realizar tareas.

Una de las cosas más comunes que se presentan en las personas que ocupan más de 9 horas de sueño en sus vidas es que se levantan cansadas, con el cuerpo adolorido y la sensación de que recibieron una paliza.

Esto para algunos parecerá gracioso pero en realidad es una respuesta del cuerpo a que está recibiendo un daño y que si no es apropiadamente tratado podría convertirse en un daño irreversible a nuestra salud. Para ser específicos, el dormir en exceso priva nuestra mente y obliga a que el proceso neuronal se comporte de otra forma que para nosotros resulta un molesto dolor de cabeza.

A nivel físico sobra decir que nuestra espalda se atrofia y esto le hace daño por permanecer en una posición que la obliga a mantenerse recta (a menos que se cuente con una cama especial que garantice ergonomía).

No sea perezoso, levántate de la cama

Adicionalmente el dormir en exceso evita que el cuerpo queme totalmente los alimentos consumidos en la noche anterior, esto en consecuencia termina convirtiéndose en grasa y haciéndonos engordar, ya que estaríamos entrando es un estado de sedentarismo del cual acarrearía fallas cardiovasculares y de metabolismo.

Nuestro cuerpo también se deshidrata cuando dormimos mucho, ya que estar en ese estado no garantiza que nuestro cuerpo “descanse”, cuando estamos dormidos los procesos digestivos, renales, cardiovasculares y hasta cognitivos están en funcionamiento, quien descansa es nuestra mente y de “cierta forma” nuestro cuerpo.

Al momento de evaluarnos y buscar una forma de establecer nuestro tiempo para el descanso tenemos que asegurarnos de que cumpliremos con ello y es que por raro que parezca, empezar esta labor es muy difícil para muchos, pero los expertos siempre aconsejan intentando dormir temprano para que nos sea más fácil despertarnos temprano, cosa que seamos los que recibamos los primeros rayos de luz del sol y que nuestro cuerpo encuentre un ajuste que le permita eliminar las ganas de seguir durmiendo.

En conclusión, dormir mucho afecta la salud

En conclusión, dormir de más o de menos no nos favorece de ninguna forma. Nuestro organismo no necesita más que 9 horas de sueño al día para preparase para afrontar un día de funcionamiento corriente, cualquier interrupción durante estas horas no nos garantiza un buen sueño por lo que este periodo de tiempo debe ser ininterrumpido y una vez controlado, seremos capaces de despertarnos temprano por nuestra cuenta y hacerlo con mucha energía y vigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*