El Barcelona Alzheimer Treatment and Research Center es el nuevo espacio de la entidad Fundación ACE para el diagnóstico, el tratamiento y la investigación de esta enfermedad. Situado en el barrio de las Cortes y con 1.800 metros cuadrados de superficie, está dividido en dos grandes áreas: la Unidad de Diagnóstico y la Unidad de Ensayos Clínicos, donde se prueban en pacientes las últimas novedades en la investigación del Alzheimer, espacio que también incluye el hospital de día de tratamiento farmacológico.

El nuevo espacio, que ha tenido la colaboración de la empresa Grifols, es un nuevo modelo de centro pionero que ofrece a los pacientes una atención integral desde el diagnóstico hasta el tratamiento, pasando por la opción de participar en los ensayos clínicos.

Diagnóstico precoz

La Fundación ACE tiene actualmente en marcha 12 ensayos clínicos, que se ampliarán próximamente a 15. Cuatro de estos tienen por objetivo las personas que tienen la enfermedad, pero un deterioro cognitivo leve. El más potente es una vacuna que podría cambiar el curso de Alzheimer y llegarlo a parar. De momento, se está evaluando la viabilidad y no sería una realidad hasta dentro de unos años.

Antes, pero, podrían salir adelante nuevos ensayos que se encuentran en fases más avances y que podrían mejorar la calidad de vida de los pacientes que ya la sufren.

Asunción Lafuente, ninguno de ensayos clínicos de la Fundación, destaca la importancia de detectar la enfermedad de manera precoz: «Es muy importante toda esta gente que tiene quejas subjetivas o deterioro cognitivo leve porque cómo antes podemos detectar el problema que puede haber a la mente –gracias a los marcadores biológicos que ahora tenemos–, antes podemos detectar qué personas podrán empezar los tratamientos de manera preventiva».

Diecisiete años de investigación

Con una larga experiencia, la Fundación ACE tiene el banco de datos genéticos de demencia más importante y completo de Europa. Toda esta información es esencial para elaborar estudios cada vez más completos de las enfermedades neurodegeneratives. Además, Barcelona se ha convertido en una ciudad de referencia en este sector: «La colaboración entre centros, la participación en investigación clínica, en investigación molecular, etcétera, todo ello nos da tal volumen, tal poder científico, que hacemos de Barcelona una ciudad excelente en materia de Alzheimer«, concluye Boada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*