La respuesta de nuestro organismo ante estos agentes se perciben en una serie de alteraciones inflamatorias de la dermis y mucosas, con variedad de síntomas y reacciones.

La prevalencia de la alergia va en aumento y las estadísticas apuntan que más de un tercio de la población presenta algún cuadro alérgico. Además, este aumento se está dando en sujetos jóvenes. La alergología es la rama que se dedica al estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías de nuestro sistema inmunológico.

El componente que provoca la reacción es el alérgeno. Nuestro organismo responde al alérgeno con diversos síntomas que manifiesta el sistema inmunitario: hinchazón, picor, diarrea, irritación, asma, mucosa, vómitos, conjuntivitis, anemia, tos, lagrimeo, dolor abdominal… Todo ello afectando al aparato respiratorio, la dermis, los sentidos y al aparato digestivo.

Hay diversos factores que condicionan a que nuestro organismo presente una enfermedad alérgica (entre los más habituales encontramos):

  • Predisposición genética
  • Falta de higiene
  • Algunos medicamentos
  • Exposición ambiental
  • Tabaquismo
  • Animales y plantas
  • Ácaros
  • Hongos
  • Humedad
  • Níquel
  • Látex
  • Insectos
  • Radiación solar
  • Alimentos (colorantes, conservantes, entre otros…)

Diagnosticar la alergia no es tarea sencilla pues la falta de recursos y de formación de especialistas así como la diversidad de síntomas que se presentan no facilitan la labor. Es imprescindible establecer una correlación entre los síntomas y los causantes que los desencadenan. Generalmente se realizan diversas pruebas para conocer cual el es agente alérgico y así diseñar un tratamiento personalizado para tratar la enfermedad y disminuir el impacto en nuestro organismo. Ser consciente de padecer esta enfermedad y aplicar las medidas necesarias es de vital importancia, pues puede contribuir al desarrollo de otras enfermedades asociadas.

A día de hoy no se ha encontrado una cura para esta enfermedad, simplemente se dispone de diversos tratamientos que únicamente alivian los síntomas. Se prevé que dentro de unos diez años se duplique el número de casos y, además, hay estudios que confirman que se están desarrollando nuevas alergias. Lamentablemente un elevado porcentaje de la población desconoce que padece alergia al confundir los síntomas con resfriados u otro tipo de reacciones.

La alergia se está convirtiendo en una de las enfermedades más comunes de nuestra sociedad. El estilo de vida, la contaminación, el abuso de fármacos, la ingesta de ciertos alimentos… son condicionantes en la aparición de sustancias que ponen en riesgo nuestra salud. Se evidencia la falta de especialistas, orientación y estudios sobre las alergias y, por ello, es necesario concienciar a la sociedad, establecer medidas medio ambientales (principalmente reducir la contaminación) y que los diversos sectores sanitarios colaboren en la investigación de esta enfermedad. La alergia no se debe tomar a broma, es una pandemia que va en aumento y que cada año mata a miles de personas cada año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*