El sector de las empresas que trabaja en la electro-medicina, diagnóstico in vitro, odontología, ortopedia y oftalmología formado por más de 300 empresas -el 90% de ellas son pymes se ha constituido en el 25 clúster que hay en Cataluña. Esta agrupación de empresas, la cuarta que se pone en marcha en el que va de año, tiene en conjunto una plantilla de 15.000 personas y más de 3.600 millones de facturación, el 1,8% del PIB catalán.

De momento, dentro del clúster hay 17 empresas y suman una facturación agregada de 650 millones de euros, y destinan el 4,5% del negocio a innovación. Las empresas que se han incorporado al inicio de este clúster son además Avinent, Arber Surgical, Costaisa, OSM, Pulso Ediciones, Sensofar Medical, Sibel, Tecnoconverting, Telstar, Vecmedical, Ventura Medical Technologies, Vesismin, NTE-Sener, el Centro de Investigación en Ingeniería Biomédica, UPC, el Hospital Clínico, la Red de Innovación en Salud por Cataluña (Xiscat) y la Fundación TIC Salud.

El presidente del clúster será Albert Giralt, consejero delegado de Avinent. Felip Puig, consejero de empresa y Ocupación, se ha felicitado por la iniciativa que supone »ganar dimensión para pensar en grande».

Mejora de la atención al paciente

El clúster de tecnologías de la salud nace con la voluntad de agrupar a las empresas que participan en la cadena de valor de proveedores de conocimiento y tecnología, hospitales y empresas de contract manufacturing y con producto propio que dan soluciones a diferentes especialidades y patologías, siempre para mejorar la atención al paciente.

La primero reunión del grupo que integra este clúster se celebró el junio del 2012 y el debate para constituirlo se ha alargado dos años. Por su parte, Giralt, consejero delegado de Avinent, ha explicado que uno de los primer retos que tendrá este clúster es incrementar el peso de las exportaciones de este sector de las tecnologías de la salud. En ventas cerradas, durante el 2013 han supuesto el 0,9% del PIB catalán, unos 1.800 millones de euros, lo cual supone un peso del 50% en el conjunto de las ventas.

Relanzar la competitividad

El presidente del clúster también ha explicado que con la constitución de este »ecosistema» de empresas del sector de las tecnologías de la salud se intenta mejorar la competitividad de las empresas del sector y por lo tanto hay la voluntad de huir de la idea de un grupo de empresas que se reúne para »reflexionar» sobre el sector pero »no hacer nada». Una de las singularidades de este sector industrial es su vinculación al sector público, dado que su actuación pasa para fabricar un producto destinado a los pacientes de la red de salud. En este sentido, otro de los objetivos que persigue el clúster se consolidar un modelo de alianzas público-privadas.

Uno de los retos del sector es también la innovación en el diseño de productos destinados a dar respuesta al envejecimiento de la población, la necesidad de llegar al máximo de equilibrio en los recursos y la innovación tecnológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*