Para nadie es un secreto que hay numerosos aspectos morfológicos en nuestro cuerpo (las piernas, los dedos, etc.) los cuales suelen llegar a tener cierta influencia sobre nuestra sexualidad o el modo de percibir nuestras relaciones.

Numerosos expertos apoyan la teoría entre nariz y sexualidad

Sin embargo, también se cree que existe otro elemento al cual prestar atención para conocer cómo somos dentro de la intimidad, y se trata justamente de la nariz.

Así como el diámetro de la pupila y la anchura del rostro pueden ofrecer ciertas claves acerca de cuán inteligentes somos y/o cómo es nuestra personalidad, desde hace bastante tiempo se cree que el tamaño de la nariz, especialmente en el caso de los hombres, dice mucho sobre el tamaño del miembro viril.

No obstante, esto último parece ser de hecho, un mito. Ahora bien, ¿qué ocurre en el caso de la pasión en la cama?

nariz grande

Probablemente lo hayas escuchado en alguna ocasión y si es así, tal vez tengas un poco de curiosidad. Por eso y para ayudarte a salir de dudas, en este post estaremos hablando acerca de lo que dice la nariz, de tu sexualidad.

Múltiples expertos a lo largo de la historia, han hecho conjeturas entre la nariz y la sexualidad, entre ellos se encuentra, por ejemplo, el denominado padre del psicoanálisis: Sigmund Freud, quien se encargó de sacar a la luz varias creencias antiguas acerca de este tema, haciendo que se convirtieran otra vez en un tema de actualidad.

Asimismo, Freud fue quien dio el visto bueno a varias intervenciones quirúrgicas, las cuales asociaban la nariz con diversos trastornos neuronales que, se creía, contaban con un origen sexual.

Por lo que si bien en la actualidad podría parecernos casi impensable, lo cierto es que este tipo de intervenciones consistían en prácticas bastante comunes durante aquella época.

Lo cual permitió que varios expertos, una vez entrado el siglo XXI, avalaron que la nariz realmente es parte importante en el proceso sexual, señalando incluso que tiene tanta relevancia que, incluso, suele influir sobre nuestra capacidad para escoger a una pareja.

De igual modo, indican que podría, de la misma forma, ser la encargada de generar una menor o mayor cantidad de encuentros sexuales, al igual que localizar las emociones.

Ahora bien, aunque de acuerdo con numerosos expertos, el poder de la nariz es bastante grande, aún queda la duda de si esta teoría consiste en la realidad o si se trata simplemente de un mito.

Existen investigaciones donde ambos conceptos se relacionan

En la actualidad existen diversas investigaciones que indican una relación entre ambos conceptos y dan relevancia a esta teoría y es que de acuerdo con estos estudios, se cree que dependiendo del nivel de desarrollo que posea nuestro sentido olfativo, la cantidad de encuentros sexuales que tengamos será equivalente.

Esto significa que parece que los antiguos expertos como Freud, no se encontraban tan errados cuando relacionaron la nariz con la sexualidad.

Y, ¿de qué forma esto puede ser posible? Pues bien, según lo indicado por un grupo de psicólogos, aquellas personas que poseen un mal sentido del olfato, suelen mostrar una mayor inseguridad en torno a temas sexuales.

Lo que quiere decir que suelen ser más tímidas y además no les agrada mucho ser quienes tomen la iniciativa.

De acuerdo a las investigaciones de estos psicólogos, esto ocurre debido a que no tienen la capacidad de percibir completamente las señales libidinosas que emanan de la otra persona.

En este sentido, indican que del mismo modo que sucede con los animales, las personas nos guiamos en gran medida por nuestro olfato al momento de escoger pareja, lo cual podrían indicar la razón por la cual ciertas personas prefieren no tener relaciones sexuales  o relaciones de pareja.

La anosmia congénita parece afectar directamente nuestra sexualidad

El olfato tiene tanta importancia dentro de nuestras relaciones sexuales que, aquellos problemas que pueden presentarse como consecuencia del mismo, en muchos casos pueden resultar un verdadero problema al momento de conseguir pareja.

Esto suele ocurrir, por ejemplo, en el caso de las personas que nacen padeciendo anosmia congénita.

Pero ¿qué quiere decir eso? La anosmia congénita se trata de un problema cuya consecuencia principal consiste en la ausencia de olfato y aunque de acuerdo a los expertos el tener este problema podría hacer que sea más difícil relacionarnos en temas sexuales, lo cierto es que eso no quiere decir que sea imposible hacerlo o que la anosmia congénita sea totalmente determinante.

Y es que hay una gran variedad de otras cosas, las cuales tenemos la posibilidad de utilizar para reemplazar esa habilidad del olfato, por ejemplo, las miradas y los gestos.

Además, siempre es posible recurrir a las palabras para poder expresar claramente nuestros pensamientos y emociones.

¿Qué dice de ti el tener una nariz grande o pequeña?

En el caso de los hombres, una nariz grande es igual a un miembro viril grande, o eso es lo que suelen decir.

No obstante, la verdad es que la única relación existente entre la nariz y la sexualidad, como ya mencionamos, consiste en el olfato.

De manera que sin importar el tamaño, hay que señalar que lo que realmente interesa en el ámbito sexual es si funciona bien o mal.

¿Quieres saber que dice tu nariz acerca de tu sexualidad? Entra y conoce todo lo que debes saber acerca de este tema tan controversial pero interesante, de la forma más sencilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*