Mantener nuestro cuerpo sano depende en gran medida de los conocimientos que tengamos de su funcionamiento, ya que de esta forma sabremos qué necesita si llegamos a sentirnos mal en algún momento.

Descubre qué son los electrolitos

Una vez que llega la temporada de verano, uno de los problemas más frecuentes que tenemos es que nos deshidratamos por el calor que hay, y más aún si sudamos mucho, o sin vamos mucho a orinar, ya que en esos procesos perdemos una gran cantidad de líquido de nuestro cuerpo.

La deshidratación se realiza por la eliminación de nuestro cuerpo de gran parte de los electrolitos que tenemos, que al no reponerlos ocasiona que baje nuestro rendimiento, comencemos a sentirnos mal y terminemos deshidratados.

Si no habías escuchado antes hablar sobre los electrolitos o tienes muy poca información sobre ellos, te vamos a contar en este artículo todo lo referente a ellos, como dónde puedes conseguirlos y los beneficios que estos tienen para tu cuerpo.

Los electrolitos son minerales que están presentes en nuestro cuerpo y que llevan a una carga eléctrica a través de nuestra sangre, así como en otros líquidos corporales que tenemos, como lo son el sudor y la orina.

Popularmente los electrolitos más populares son el magnesio, el sodio y el potasio, cada uno con funciones importantes para nuestro organismo, y de los que te daremos detalles más adelante.

La mayor pérdida de electrolitos la sufrimos cuando sudamos, por lo que notamos un rendimiento inferior al que tenemos habitualmente, algo totalmente lógico porque los electrolitos regulan funciones básicas de nuestro cuerpo y al no reponerlos, es cuando comienza este a fallar de forma importante.

Hay que dejar en claro que los electrolitos no están presentes en el agua, es un término totalmente aparte del vital líquido.

Estos minerales están presentes es en las bebidas deportivas con suplementos, por lo que es importante combinarlas con una buena hidratación, para que tu cuerpo funcione como debe ser.

¿Existe una cantidad específica de electrolitos que debo tomar?

  • Si eres una persona dedicada a los deportes que entrena con frecuencia, seguro vas a querer rendir al 100%, así que tendrás que acudir a un especialista para que te haga una prueba de sudoración y basado en eso, este podrá conocer cuántos electrolitos pierdes cada vez que sudas, para que así te pueda colocar una pauta de rehidratación, que te permita recuperar los electrolitos perdidos, pero también deberá tomar en cuenta las condiciones climáticas que haya en el momento.
  • En el caso de que no entrenes o no quieras ir con un especialista, solo tienes que fijarte bien cuando sudas cómo reacciona tu cuerpo.
  • Si comienzas a notar que te dan calambres o que tu estado de ánimo cambia, esto significa que no estás reponiendo lo suficiente los electrolitos que has perdido en ese proceso. El calor influye directamente en la reposición de electrolitos, por lo que cuando este aumenta debes consumir una mayor cantidad de minerales, ya que a través del sudor los vas a perder más rápido.
  • Las bebidas deportivas ya traen en su composición la cantidad de minerales necesarios para nuestro cuerpo, pero también tienes la opción de conseguirlos en algunos alimentos sólidos, para lo cual es necesario que hidrates tu cuerpo, así que es importante que los acompañes con agua para que tenga el efecto deseado.

Dónde se consiguen los electrolitos

  • Para que tu cuerpo no sufra un desequilibrio de electrolitos, es necesario que ingieras una cantidad adecuada de estos, lo cuál puedes conseguir manteniendo una dieta sana y equilibrada, donde incluyas alimentos ricos en estos minerales.

  • Como sabemos que puede que se te haga un poco difícil conseguir dichos alimentos, te vamos a mencionar aquellos que cuentan con una mayor cantidad de electrolitos, basados en la cantidad diaria recomendada de potasio, sodio, magnesio, calcio y cloruro.

Sodio

  • El 97% de la cantidad de electrolitos recomendados para nuestro cuerpo se pueden encontrar en 2.300 miligramos de sal, lo que equivale a una cucharadita de 6 gramos de este mineral, así que durante el día, dosificándola en los distintos alimentos que consumimos, perfectamente conseguiremos ingerir esta cantidad sin problema.
  • También puedes consumir alimentos encurtidos, ya que estos también contienen mucho sodio, así como el queso y las almejas.

Potasio

  • Los alimentos que tienen potasio son buenos para reponer los electrolitos, entre los que destaca la soja en grano, los aguacates, las setas, el salmón y el chocolate negro, además de los plátanos, pero en estos la cantidad del mineral es menor.

Cloruro

  • Los alimentos con cloruro también aportan electrolitos a nuestro organismo, como pueden ser la lechuga, el tomate o el apio, así como las algas marinas kelp. En la sal también se encuentra este componente, pero ya sabemos que tienen electrolitos.

Calcio

  • En los alimentos lácteos también conseguimos estos minerales, pero puedes optar por otras alternativas como las almendras, el tofu o las espinacas.

Magnesio

  • El atún, las semillas de calabaza, las espinacas, las almendras y el chocolate, son alimentos ricos en magnesio y que nos ayudarán a recuperar los electrolitos en nuestro cuerpo.
  • Existen otros alimentos que pueden servirte como fuente de electrolitos, como lo es el hígado, que además de tener hierro, es rico en vitaminas, potasio, fósforo y magnesio, así como las verduras de hojas verdes, los huevos, las especies, entre otros.

Ahora ya conoces todo lo necesario sobre los electrolitos, dónde conseguirlos y cómo afecta a tu cuerpo el no tener la cantidad adecuada de estos minerales, para que así puedas estar más pendiente de él y tener una vida más sana y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *