¿Cómo arreglar un pantalón ancho?

Si bien coser un pantalón no se trata de una tarea complicada, lo cierto es que existe la posibilidad de solucionar numerosos problemas al asegurarnos de comprobar las medidas; dado que es posible que las medidas lleguen a diferir en personas que poseen un mismo contorno tanto de cadera como de cintura.

Ahora bien, independientemente de la razón por la cual deseemos arreglar un pantalón que resulta un poco más grande, en este post queremos hablar sobre cómo arreglar un pantalón ancho de forma sencilla, rápida y eficaz.

¿De qué forma arreglar los pantalones que son anchos?

Al contar con algún pantalón ancho y, no deseamos deshacernos sino que queremos que pueda ajustarse a nuestra silueta, tenemos la posibilidad de optar por arreglarlo siguiendo unos pasos bastante simples; los cuales señalaremos aquí, pero primero, hablamos sobre los materiales necesarios para lograrlo:

Materiales

Los materiales básicos que necesitamos al querer arreglar cualquier pantalón ancho, son los señalados a continuación:

  • Los pantalones anchos.
  • Varios alfileres.
  • Abridor de costuras.
  • Aguja e hilo, o una máquina de coser.

Procedimiento

Ahora bien, en resumen, el procedimiento que debemos realizar para lograr arreglar los pantalones anchos resulta bastante sencillo, dado que básicamente consiste en lo siguiente:

  • Lo primero es ponernos los pantalones, al revés, asegurándonos de hacerlo de tal forma que las costuras queden hacia afuera.
  • Debemos ajustar las medidas del pantalón según nuestra talla, cerciorándonos de sujetar bien la tela sobrante utilizando algunos alfileres. Conviene comenzar en la zona de los pies y poco a poco subir hasta la cintura para evitar hacernos daño.
  • Antes de comenzar a coser, conviene que hilvanemos los pantalones siguiendo la línea de los alfileres a fin de garantizar que pueda quedarnos a la medida. Por último solo hay que coser. ¡Eso es todo!

Pasos a seguir para arreglar un pantalón ancho

Ahora bien, para poder entender claramente cada paso del procedimiento previo, a continuación explicamos cada uno de los pasos a realizar de forma detallada:

1.      Dar vuelta al pantalón y decidir cuánta tela deseamos eliminar

El primer paso que debemos realizar, como ya señalamos, consiste en ponernos el pantalón, asegurándonos de hacerlo al revés, después debemos utilizar nuestros dedos para pellizcar el exceso de tela siguiendo toda la línea de costura que tienen los pantalones.

En caso de desear estrecharlos de manera dramática, quizás lo más apropiado sea que optemos por quitar una mayor cantidad de tela en el dobladillo de las piernas en comparación de la que eliminaremos alrededor del muslo interno.

Ojo: En caso de no desear ponernos el pantalón, existe la alternativa de tomar algún otro que sepamos que realmente nos queda bien y lo extendamos encima de aquel que deseamos arreglar; de tal modo que podamos utilizar el pantalón superior a manera de guía para marcar la silueta.

2.      Utilizar alfileres o tiza de sastre para marca la costura  nueva

Aun con el pantalón puesto, tendremos que asegurarnos de sujetar bien el exceso de tela que deseamos eliminar con una mano, mientras utilizamos la otra para colocar los alfileres que sean necesarios para marcar la costura nueva; aunque también podríamos usar tiza de sastre para hacerlo, la cual se enjuaga con facilidad e incluso, desaparece al  planchar la tela.

Debemos cerciorarnos de hacerlo igual en ambas piernas del pantalón, siempre por el lado interior del mismo.

Si tenemos ayuda de otra persona, este paso podría ser incluso más sencillo si alguien más se encarga de realizarlo mientras nosotros nos mantenemos quietos para evitar posibles errores al marcar el pantalón.

3.      Eliminar los puntos en la parte inferior de los pantalones

Después, utilizando un abridor de costuras, tendremos que asegurarnos de abrir alrededor de  8cm, es decir 3 pulgadas, de puntos alrededor de los dobladillos de ambas piernas, justo en la zona donde se insertan con la costura de cada pierna.

4.      Realizar puntos rectos siguiendo siempre la línea guía que hemos marcado

Luego debemos llevar los pantalones hacia nuestra máquina de coser, lo cual resulta más sencillo que usar aguja e hilo, donde utilizaremos un punto recto para cocer la prenda empezando desde la entrepierna.

Tenemos que asegurarnos de coser siempre siguiendo la línea guía que marcamos previamente hasta llegar a la costura. Después, hacemos lo mismo con la otra pierna del pantalón.

No hay que olvidar que debemos ir retirando los alfileres a medida que vamos avanzando en la costura.

5.      Cortar el exceso de tela en la parte interior del pantalón

Después de coser, será momento de tomar un par de tijeras y asegurarnos de cortar todo el exceso de tela, cerciorándonos siempre de dejar un margen que ronde alrededor de 1cm, lo cual sería el equivalente a 1/2 pulgada; de esta forma nos aseguraremos de no cortar la nueva costura interna por error.

De esta manera, al retirar el exceso de tela, lograremos que nuestro pantalón resulta mucho más cómodo al momento de utilizarlo. De igual modo, permitirá que el ajuste pueda permanecer en su lugar.

6.      Coser el dobladillo en la parte inferior de los pantalones

Para terminar, es necesario que pleguemos el dobladillo que abrimos previamente, de tal manera que el mismo logre alinearse por completo con el resto de la pierna; después, debemos realizar puntos rectos con el fin de cerrarlo y hacer el mismo proceso en la otra pierna.

Para conseguir un resultado más ordenado y con mejor acabado, podríamos planchar el pantalón siguiendo tanto la costura nueva como el dobladillo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.