¿Qué es la catalepsia?

Durante mucho tiempo, entre los principales miedos del ser humano destacaba el ser sepultado vivo, y dicho temor se ha extendido incluso a nuestros días.

Desafortunadamente ese temor no es absurdo, ya que hay múltiples casos conocidos de personas que aparentemente estaban muertas, pero en realidad fueron enterradas mientras todavía se encontraban vivas.

Ahora bien, cabe decir que esta muerte aparente suele denominarse como catalepsia y si bien hoy en día hay muchas maneras de confirmar la muerte de alguna persona, durante los años de comienzos de la medicina no era así, por lo que este tipo de casos se presentaron con gran frecuencia.

¿En qué consiste la catalepsia?

La catalepsia se trata de un estado biológico, igualmente llamado “muerte aparente”, el cual presenta cada una de las características de un fallecimiento, aunque no lo es.

Consiste en un trastorno del sistema nervioso central, el cual suele caracterizarse por la pérdida tanto de la sensibilidad como de la movilidad corporal.

Quienes padecen este trastorno, suelen experimentar una parálisis corporal completa, sus músculos se tensan y endurecen, razón por la cual son incapaces de hacer algún movimiento.

ataque de catalepsia

Asimismo, pareciera que el nivel de sensibilidad frente al dolor disminuye, tanto el pulso como la respiración se ralentiza, e incluso la piel pierde un poco color, de modo que el estado de la persona resulta parecido al de un difunto, y podría llegar a causar confusión en caso de no saber cuáles son los síntomas.

Al estar en dicho estado es posible que las personas estén inconscientes o conscientes en diversas intensidades. Existen ciertos casos donde únicamente se puede percibir vagamente lo que sucede, y otros donde se percibe claramente todo lo que ocurre.

Ahora bien, a fin de comprobar que una persona presenta un episodio de catalepsia y en realidad no ha muerto, resulta esencial realizarle un electrocardiograma; así, es posible confirmar si el corazón continúa latiendo y la persona se encuentra viva, o si se detuvo y ha muerto.

¿Cuáles son los síntomas generados por la catalepsia?

Una persona que no presente ninguna clase de enfermedad o trastorno, podría llegar a experimentar un episodio de catalepsia en algún momento de su vida, algo que podría suceder, sobre todo después de enfrentarse a una crisis de ansiedad, aflicciones lumbares, y/o cansancio.

Por eso, con el fin de prevenir posibles confusiones entre la catalepsia y desmayos, o la muerte, resulta esencial saber que entre los síntomas de este trastorno nervioso se encuentran los siguientes:

  • Palidez.
  • Rigidez corporal.
  • Disminución tanto de la respiración como del ritmo cardíaco.
  • Incapacidad para responder ante estímulos.
  • Pérdida de control tanto de las extremidades como de todos los músculos.
  • Insensibilidad al dolor.
  • Flexibilidad cérea (al mover algún miembro, permanece en esa posición.

¿Por qué se produce este trastorno nervioso?

Más que tratarse de una enfermedad en sí, la catalepsia en realidad supone un síntoma de una posible patología que afecta el sistema nervioso, por ejemplo, el Párkinson.

Asimismo, cabe señalar que se encuentra asociada a ciertos trastornos, incluyendo la epilepsia, la esquizofrenia y también los cuadros de psicosis graves. No obstante, también es preciso decir que hay diversos casos donde se desconoce el origen de la catalepsia.

De igual forma, suele ser característica en personas que estén recibiendo tratamiento de rehabilitación a causa del consumo de cocaína y/o alcohol, siendo uno de los signos causados por el síndrome de abstinencia.

Además, hay ciertas situaciones que de la misma forma que ocurre en el caso de otras afecciones, pueden aumentar el riesgo de sufrir catalepsia. Así, un ejemplo de dichas circunstancias donde las probabilidades aumentan, suelen ser las señaladas a continuación:

Experimentar emociones sumamente intensas, es decir, presentar un choque emocional extremo.

  1. Estar atravesando un gran cuadro de depresión.
  2. La apnea del sueño.
  3. La obesidad.

Cómo es el tratamiento para la catalepsia

Al producirse un caso de catalepsia, resulta esencial que profesional médico se encargue de realizar una evaluación urgente sobre el estado del paciente, tomando en cuenta los síntomas que experimenta, y confirmando si el organismo tiene actividad a través de diversas pruebas, incluyendo un electrocardiograma y un electroencefalograma.

Esto no solo con el fin de descartar la muerte, sino también de indagar cuál es el trastorno o enfermedad que ha causado el episodio de catalepsia.

Cabe decir que como ya señalamos, la catalepsia no consiste en enfermedad como tal, razón por la cual no cuenta con un tratamiento en concreto, lo que significa que los tratamientos suministrados en estos casos deben buscar hacer frente a la enfermedad que dio origen al episodio.

En aquellos casos donde la enfermedad principal se encuentra vinculada al sistema nervioso, tal y como puede suceder en el caso del Párkinson y también de la epilepsia, se ha podido comprobar que los relajantes musculares pueden llegar a ser beneficiosos.

Por su parte, en esos casos en los que el diagnóstico principal se encuentra relacionado con trastornos asociados a la salud mental, como puede ocurrir tanto con la esquizofrenia como con la psicosis, entre otros, entonces el tratamiento más apropiado suele estar compuesto no solo por la administración de antipsicóticos, sino también por sesiones de psicoterapia.

Por lo que entonces, el tratamiento para la catalepsia puede variar en cada caso, dependiendo de la enfermedad de origen con la que se encuentren asociados los episodios de este trastorno nervioso, por lo que en cualquier caso, siempre será fundamental asegurarse de acudir a un especialista médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.