Tipos de dietas para bajar de peso

Cuando se aumenta de peso, las dietas son una buena forma de comenzar para perder esos kilos de más. Existe una gran variedad de regímenes alimenticios para seguir, sin embargo, hay unos enfocados más en perder peso de manera saludable.

Las personas que quieran bajar de peso con una alimentación más saludable, cuentan con dietas que se pueden adaptar a sus objetivos.

Seis tipos de dietas para perder peso

A la hora de buscar una dieta para perder peso es importante elegir bien, dado que muchas no son recomendadas y otras cuentan con probada eficacia. Lo recomendado es ir con un nutricionista profesional que indique cuál es la mejor opción para los usuarios, permitiendo que bajen de peso de forma saludable y nutritiva.

Entre la gran variedad de dietas para perder peso, las que cuentan con respaldo de varias organizaciones, son las siguientes.

Dieta de la clínica Mayo

La Clínica Mayo se considera una de las empresas de hospitales privados con mayor reconocimiento a nivel internacional. En su labor de investigación, los nutricionistas elaboraron un régimen alimenticio estándar, indicado para pacientes que buscan perder peso y comer de forma saludable por mucho tiempo.

Es un tipo de dieta recomendada como régimen de mantenimiento, por ser completa y saludable. Sin embargo, no ayuda a perder peso de forma rápida, en comparación con otros métodos.

La dieta se enfoca en un alto consumo de frutas, vegetales y cereales integrales. Se consumen 1.200 calorías en el día, y requiere de hacer 30 minutos diarios de ejercicios.

Dieta mediterránea

Es un régimen alimenticio con respaldo científico, siendo la más conocida en la actualidad entre quienes buscan mejorar su alimentación. En la dieta mediterránea prima el consumo de verduras y frutas, legumbres, pescados, y aceite de oliva. Además, reduce el consumo de carnes rojas, grasas saturadas y azúcares.

También es necesario consumir alimentos poco procesados y de temporada, esto garantiza una mayor frescura y un mejor aprovechamiento de los nutrientes que aportan, disfrutando de un mejor sabor y aroma.

Dieta DASH

Se trata de una dieta elaborada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense, enfocada en reducir la tensión alta en pacientes. Aunque no se creó como una dieta para adelgazar, sí ayuda a perder peso.

La dieta es variada, pero los alimentos principales son las verduras, las frutas y los lácteos bajos en grasa. El consumo de carnes, pescados, cereales integrales y legumbres es permitido de forma moderada.

Se encuentra prohibido el consumo de alcohol, los azúcares refinados, las grasas saturadas, y los carbohidratos.

Dieta flexitariana

Es una dieta diseñada para las personas que siguen un régimen alimenticio vegetariano, pero que consumen en ocasiones productos de origen animal, como aves, pescados o mariscos.

Al tratarse de una dieta enfocada en una alimentación verde, el consumo de cereales integrales, proteínas vegetales, frutas y vegetales, es lo principal de la alimentación para suplantar la carne.

La dieta permite el consumo de lácteos y huevos, aunque esto depende de los usuarios. Con respecto al consumo de carne, se hace únicamente en pequeñas porciones junto con otros platos, como ensaladas o pastas.

Dieta Power

Una dieta elaborada por la Universidad de Newcastle, este programa de adelgazamiento está diseñado para hombres obesos que buscan perder peso.

En el desayuno, la comida debe ser alta en proteínas, como los huevos, y sin alimentos con un elevado índice glucémico. En la comida, las ensaladas son una buena opción, al igual que las frutas.

En la cena, la comida tiene que estar proporcionada de la siguiente manera, un cuarto de carne y carbohidratos, y la otra mitad vegetales.

Dieta TLC

Es una dieta elaborada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense, enfocada en aliviar el colesterol. Sin embargo, como es completa y saludable, sirve para bajar de peso.

El régimen alimenticio es flexible, pero necesita de compromiso por parte de los usuarios. Se requiere de reducir lo más posible el consumo de grasas saturadas, como las carnes, los fritos, o los lácteos enteros.

¿Cómo obtener mejores resultados?

En la mayoría de las dietas antes mencionadas, se requiere de los usuarios realicen actividad física.

Las opciones pueden ir desde entrenar en un gimnasio, salir a caminar o correr durante 30 minutos, o simplemente mantenerse en movimiento durante el día, reduciendo lo más posible el sedentarismo.

La actividad física es esencial cuando se sigue una alimentación para perder peso, ya que influye de forma positiva, garantizando mejores resultados, mientras se fortalece y tonifica el cuerpo.

De igual manera, se recomienda fijarse metas realistas, capaces de cumplir con facilidad. Gracias a esto, se evita abandonar la dieta a mitad del proceso, reduciendo las posibilidades de perder peso.

Muchas de estas dietas para bajar de peso requieren de tiempo y compromiso, los resultados saludables nunca se consiguen de forma rápida.

También se recomienda acelerar el metabolismo para bajar de peso. Esto se consigue con desayunos nutritivos, cenas ligeras, tomar té verde o consumir alimentos con altos índices de ácidos grasos omega 3.

En cualquier caso, se debe consultar con nutricionistas antes de iniciar una de las dietas, de esta manera no se desatienden las necesidades nutricionales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.