Generalmente frente a la pornografía ya sea porno casero o cualquier otro tipo se tienen opiniones tanto favorables como desfavorables. Puede acarrear consecuencias negativas en millones de personas, muchos son hoy adictos a la pornografía. El tema ha sido motivo de mucha controversia a lo largo de los años, con gente a favor y en contra, y nunca dejará de suscitar muchas pasiones, por lo que para análisis académicos será siempre un tema sumamente debatido.

Durante largos años en psicología se ha hablado del daño que la pornografía pueda implicar para quienes pasen horas buscando este tipo de contenido, y el impacto negativo que tiene para los niños.

Depende de cada quien el efecto que la pornografía haga. Un estudio del 2014 explica que la pornografía puede hacer daños al cerebro, porque se cree que los hombres que pasan más tiempo mirando esto tienen menos “materia gris”, y que mientras mayor es el consumo de pornografía más es el deterioro en las distintas conexiones cerebrales.

Pero nada de eso es totalmente confirmado, por lo que deben hacerse mucho más investigaciones. La pornografía puede estimular  a algunas parejas, pero se dice que para todo aquel que no tenga una formación sexual integral  ver pornografía puede ser un arma de doble filo.

Hay que resaltar que no todo el mundo que vea pornografía se convertirá en adicto. Para los psicólogos quienes se conviertan en adictos a la porno tienen mucho más apertura emocional que quienes no. Victor Cline dice que una adicción a la pornografía puede ser mucho más difícil de tratar que una adicción a la cocaína.

Etapas

  • La adicción a la pornografía puede empezar desde muy joven. En muchos, el involucramiento empieza en la juventud temprana. Luego se produce propiamente la adicción como tal. Te sentirás adicto a la pornografía y sentirás la necesidad de ver contenido en cualquier momento adicción como tal. Te sentirás adicto a la pornografía y sentirás la necesidad de ver contenido en cualquier momento.
  • La siguiente etapa es el escalamiento. No te conformas con lo que ya has visto, cada vez buscas material más gráfico.  Buscas experiencias de excitación mucho mayor.  Pasas luego a una etapa de desensibilización, aquí hasta lo más gráfico y fuerte te deja de excitar.
  • Al final, en muchos, esto desencadena una conducta sexual inadecuada, pues de lo aprendido viendo imágenes ya quieren llevarlo a la realidad. Esto puede ser peligroso porque se asume conductas sexuales que pueden ser transgresoras.

El problema con la pornografía es que a veces empieza a controlar la vida de los adictos.  Algunos acuden a masturbarse con demasiada frecuencia, se vuelven compulsivos. Como efecto trae un Trastorno Obsesivo Compulsivo.   Si ésa es tu realidad, busca ayuda en lo inmediato.  El adicto, como solución, siempre quiere placeres instantáneos como orgasmos varias veces al día; es así que controlan el fuerte deseo sexual.

En muchas partes del mundo puedes encontrar  lugares especializados en este tipo de problemas, pero no en todas partes están estos centros, que generalmente hacen un buen trabajo y han cambiado la vida a muchos. Son varios los países alrededor del mundo que reconocen que la pornografía se está convirtiendo en un problema grave para la sociedad, lo que ha generado que surjan fundaciones o instituciones que trabajen en resolver o controlar la problemática.  

Sabemos, y eso es reconocido por los expertos, que la adicción al sexo puede culminar en tipos graves de violencia. El gusto descontrolado por la pornografía es sólo uno de los tipos de adicción al sexo. La adicción al sexo, además de la pornografía, incluye violación, voyerismo y asedio, en el peor de los casos hasta asesinato.  El problema nunca será la sexualidad en sí, porque ésta está presente desde que somos niños y es muy normal manifestarla, el problema es cuando sentimos que para estar bien todo depende del sexo, y afecta nuestro desempeño académico y social-laboral. En medicina se ha hablado sobre factores que propician la adicción a la pornografía como en los casos de tener un sistema nervioso vulnerable, personas hiperexcitables, ansiosas y pasivos dependientes.

¿Cómo insensibiliza la pornografía y cuál es el riesgo?

libertad pornografiaUn paciente adicto a la pornografía se torna irritable si no tiene acceso a material. Para el adicto la mujer pasa a ser un objeto.  En el acto sexual o viendo pornografía un adicto recurre a estímulos sexuales o recursos un tanto extravagantes, como por ejemplo  “la lluvia dorada”; en esto sólo busca hacer sentir su superioridad.  El adicto necesita pornografía cada vez más fuerte para sentirse excitado o superar el nivel anterior. Las mujeres adictas al sexo suelen ser llamadas como ninfómanas, y al hombre se le conoce como un sátiro.

A veces las primeras víctimas del adicto es su propia pareja, quien tiene que soportarle comportamientos sadomasoquistas, masoquistas, etc. Se estima que en Estados Unidos hay aproximadamente dos millones de pederastas y violadores, quienes algunos han sido hasta acusados de muertes sádicas.

Otros de los riesgos es que las relaciones interpersonales son afectadas, el adicto se aísla y sus pensamientos son fríos. En el trabajo ellos son distantes y un problema es que cosifican a los demás seres humanos, sobre todo a las mujeres.

Si estás atrapado, ¿qué podrías hacer?

Por ser un adicto sexual no vas aparentar alguien anormal. Apenas para los demás se podrá notar que te pasa algo extraño, y cuando ya no puedas controlarte vendrán todas las consecuencias de las que ya hemos hablado. Poder superar la adicción no es fácil, se requerirá mucho esfuerzo y trabajo para así lograrlo. Hay algunos buenos consejos para superar este tipo de adicción, veamos:

  • Si el adicto eres tú, puedes hablar sobre tu problema a una persona por la que sientas mucha confianza.
  • Reconoce que eres un adicto.  Sólo piensa que habrá consecuencias negativas que te harán mucho daño sino haces algo rápido.
  • La pornografía puede afectar tu salud mental, y no vale la pena que por pura fantasía estés perdiendo la cabeza.
  • Piensa bien de ti, no te sientas mal. Recuerda que eres un ser humano que razona.
  • Hay un libro titulado Escapa de tu adicción a la pornografía”. “Escape from the addiction to Pornography-A Way Out”.  Las últimas ediciones del libro han estado disponibles únicamente en inglés.
  • Algunas tácticas que puedes implementar es poner tu computadora en un lugar público o por lo menos no usarla cuando estés solo, así no serás tentado a buscar en la web contenido pornográfico y en consecuencia evitas una recaída.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*